298/488

Clasificación de los alimentos:
proteínas, glúcidos, hidratos... ¿quién es quién?

Para una dieta saludable es necesario combinar correctamente los alimentos y adaptar la ingesta de alimentos de un tipo u otro a nuestras necesidades, por eso, lo primero será entonces distinguir entre proteínas, hidratos y grasas, y conocer a qué grupo pertenece cada alimento.

Clasificación de los alimentos:proteínas, glúcidos, hidratos... ¿quién es quién?

Los alimentos son la base principal de nuestra salud, ya que son la “materia prima” que utiliza nuestro organismo, mediante el metabolismo, para obtener energía, que es el “combustible” de nuestra vida.

Mediante la digestión y el metabolismo, nuestro cuerpo aprovecha los nutrientes de los alimentos, proteínas, hidratos, grasas, vitaminas, sales minerales y agua, y todos estos nutrientes deberían encontrarse en una cantidad óptima y en equilibrio con nuestro organismo, por eso es muy importante conocer la clasificación de los alimentos para llevar una dieta equilibrada.

La mayoría de los alimentos naturales suelen estar compuestos por diferentes nutrientes, es decir, grasa, proteínas, vitaminas, sales minerales... pero se clasifican en 3 grandes grupos principales, según el nutriente predominante en su composición:

Proteínas

Las proteínas están formadas por aminoácidos. Las proteínas que ingerimos son digeridas, descompuestas en aminoácidos, y estos son sintetizados por nuestro organismo para formar proteínas propias, por ejemplo insulina o hemoglobina. Es decir, para nuestro organismo son esenciales los aminoácidos, no las proteínas en si mismas. Existen 21 aminoácidos esenciales con los que se pueden componer todo tipo de proteínas necesarias para nuestro organismo, y de esos 21, 8 aminoácidos son esenciales. Los aminoácidos son fundamentales para nuestro organismo, ya que forman aproximadamente un 50% de nuestros tejidos, músculos, órganos y sistema inmunitario. También son básicos para formar glóbulos rojos (sangre).

La mayoría de naturópatas y nutricionistas recomiendan ingerir proteínas de origen vegetal, en vez de origen animal, ya que son más fáciles de digerir y sintetizar. Las proteínas de origen animal contienen purina, que es un compuesto a base de nitrógeno, que al ser metabolizado por nuestro organismo libera ácido úrico.

Alimentos considerados proteínas (en su composición predomina una gran parte proteica): Carnes rojas, carnes blancas, pescado blanco, pescado azul, marisco, lácteos y derivados y huevos. Los alimentos ricos en aminoácidos esenciales son los frutos secos, las legumbres, el arroz, los cereales y algunas algas como la espirulina.

 

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono también se suelen llamar glúcidos o carbohidratos. Son esenciales para nuestro organismo porque son una fuente básica e inmediata de energía. Los glúcidos o hidratos de carbono están compuestos por azúcares simples o complejos.

Existen hidratos de carbono simples (monosacáridos o disacáridos), como la fructosa, la sacarosa o la glucosa o complejos (polisacáridos), como los almidones, féculas o celulosa.

Nuestro organismo necesita carbohidratos para obtener de ellos glucosa, que es imprescindible para muchas funciones vitales de nuestro organismo ya que la glucosa es nuestra fuente principal de energía. Es transportada hasta el hígado, que regula la cantidad de glucosa en sangre. La glucosa se almacena en forma de glucógeno, no sólo en el hígado, sino también en los músculos. La glucosa que no se consume y no se puede almacenar (por exceso), se transforma en grasa, engordando el tejido adiposo.

Un exceso de glucosa en nuestro organismo puede resultar muy perjudicial y peligroso.

Alimentos considerados carbohidratos (ya sean simples o complejos, en su composición predomina una gran parte glúcida): Azúcares, frutas dulces, postres, harinas, cereales, legumbres, tubérculos y cacahuetes. Es decir, por ejemplo en este grupo se encuentra el pan, la pasta, la bollería o pastelería, la patata, el arroz, el trigo, el maíz, los garbanzos, los dátiles, la remolacha, la uva y por supuesto el azúcar.

 

Grasas

Las grasas son también denominados ácidos grasos o lípidos. La mayoría de las grasas en nuestro organismo son triglicéridos, por eso los lípidos también se suelen denominar triglicéridos. Además de los triglicéridos también son grasas los esteroles (aceites vegetales), el colesterol (grasa animal) o los fosfolípidos (formados por fósforo), aunque la clasificación de las grasas es mucho más amplia y compleja (esteroides, ceras, terpenos...).

Las grasas cumplen la función de combustible de reserva, almacenado en el tejido adiposo. También ayudan a mantener la temperatura corporal, actúan como aislante, protegen (“amortiguan”) los órganos, propician la formación de hormonas y enzimas y facilitan la absorción de vitaminas solubles en grasa, es decir, vitamina A, D, K y E. Además, las grasas resultan tan tentadoras en nuestra dieta porque aportan mucho sabor a los alimentos.

Las grasas se clasifican a grandes rasgos en: grasas saturadas, suelen ser sólidas y procedentes de animales, y grasas insaturadas suelen ser líquidas y procedentes de vegetales.

Un exceso de grasas saturadas en el organismo resulta muy perjudicial, ya que se acumula primero en el tejido adiposo, almacenándose y engordando este tejido, pero cuando este tejido no puede almacenar más grasa, esta se empieza a acumular en los órganos, atrofiándolos y en muchos casos dificultando su funcionamiento gravemente.

El colesterol que tanto preocupa hoy en día, es en realidad muy necesario para nuestro organismo, pero como cualquier otra sustancia, en exceso resulta muy perjudicial. Los alimentos ricos en grasas saturadas, producen un exceso de colesterol en nuestro organismo, es decir, la carne roja, los huevos (yema), los quesos curados o grasos, la mantequilla, los embutidos, el marisco y la bollería industrial.

Alimentos considerados grasas (en su composición predomina una gran parte grasa o lípida): Mantequilla, quesos grasos, aceites, olivas y pipas de girasol o calabaza y frutos secos. La carne y los embutidos serán considerados “grasas” dependiendo de su composición y su porcentaje, generalmente, contienen mayor cantidad de proteínas, por eso pertenecen al grupo proteico. También existen postres (helados, pasteles, chocolates, cremas...) que tienen mayor cantidad de grasa que de glúcidos, por eso se debe atender a su composición.

Nota: No existen alimentos malos o buenos, sino cantidades recomendables o perjudiciales para nuestra salud; aún así, existen alimentos a los que hay que prestar mucha atención y consumir con moderación o no consumir, y estos son las carnes, los dulces y postres elaborados, el alcohol, el vinagre, la sal, el azúcar blanco, los refrescos con gas, el pan blanco y la bollería.

:: Visita nuestra ECO Herbolario ::

Este texto es propiedad de ElHerbolario.com y tiene un valor informativo. Si deseas utilizarlo con otros fines o copiarlo, pídenoslo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (13)   No(5)
298/488
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Clasificación de los alimentos:
    proteínas, glúcidos, hidratos... ¿quién es quién?


    Últimos comentarios de los lectores (4)

    498 | Juan Jose Cuerda Vilella - 07/03/2014 @ 11:27:12 (GMT+1)
    Es la primera vez que escribo un comentario y lo hago para darte las gracias además te llamas Elena como mi hija.
    Tu forma de resumir permite entender,lo haces muy bien.
    Gracias
    174 | www.elherbolario.com - 03/01/2012 @ 15:44:59 (GMT+1)
    Con respecto al primer comentario, es cierto, no habíamos nombrado fuentes vegetales de aminoácidos esenciales. Ya las hemos añadido. Gracias por la advertencia, un saludo.
    173 | mar - 03/01/2012 @ 14:48:21 (GMT+1)
    Muy bien, entonces, dónde están esas proteínas vegetales de las que habáis, que tanto se recomiendan, en contraposición a las animales? No se ve nada de eso en el cuadro, ni en la lista de "Alimentos considerados proteínas". Si vamos a recomendarlas, digamos cuáles son, para que el público sepa distinguir.
    Mucho demonizar el comer carne, cuando, en realidad, se diga lo que se diga, las proteínas vegetales nunca podrán sustituir a las animales.
    172 | María José - 03/01/2012 @ 13:28:04 (GMT+1)
    Muy interesante y de fácil lectura para quienes deseen introducirse en estos temas con unas ideas claras de base.¡Felicidades!. Acabo de difundirlo en mis redes y grupos de Facebook y Twitter.

    Un cordial abrazo,

    María José
    sensibilidad química múltiple grave
    www.mi-estrella-de-mar.blogspot.com/
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Herbolario
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    ElHerbolario.com :: 2009-2014 :: Hecho con cariño en la Sierra de Madrid
    El Herbolario.com es un espacio de información compartida basada en enfoques alternativos sobre salud, estilos de vida y bienestar cotidianos. La información que se ofrece al usuario es sólo a título informativo.
    Por favor, utilice esta información con responsabilidad.
    Los copyrights sobre lo aquí publicado pertenecen a sus respectivos autores. Contacto
    Diseño y Desarrollo Web EditMaker 7.3.0.3